Bienvenida

viernes, 26 de febrero de 2010

Lecturas Módulo 2

Alanís (2007) analiza desde varios enfoques el futuro de las tecnologías. Refiere que aquellas predicciones realizadas años anteriores con respecto a los cambios que se pensaba se darían conforme se fueran dando los avances tecnológicos fueron correctas. Sin embargo, a pesar de que las tecnologías cambien al igual que los problemas sociales, algo que no ha cambiado, y que muy probablemente no cambiarán son las necesidades y las satisfacciones de las personas.

¿Cómo será el mundo en el futuro?…

Las tecnologías transformarán las relaciones sociales, las cuales estarán mediadas principalmente por la web, debido a la accesibilidad que existirá para adquirir equipos que tendrán una capacidad enorme de almacenaje y de manejo de información.

Desde una perspectiva empresarial, la administración del conocimiento mejorará los niveles de organización. La gestión empresarial de las grandes y pequeñas empresas se veran favorecidas por la posibilidad de interactuar con especialistas de otras empresas en cualquier parte del mundo y formar asociaciones, que darán mayor flexibilidad y potenciará las posibilidades de generar mayores ingresos.

La producción y la mercadotecnia llegarán a ser más personalizadas, sin perder su producción masiva, con gran alcance y a un bajo costo.

Las funciones gubernamentales se verán favorecidas al ser más flexibles, sencillas y efectivas.

La educación se verá fortalecida con la virtualidad, al permitir el acceso al conocimiento adaptándose a las necesidades de cada individuo, en cualquier parte del mundo.

Alanís comenta también que esta visión futurista también obliga a reflexionar acerca de los riesgos de la virtualización, entre esos riesgos esta la pérdida de la privacidad, incremento de la vulnerabilidad y la seguridad que hará necesario que tanto el individuo como las empresas, gestionen sistemas de protección de equipos e información.

¿A qué se refiere el aprendizaje combinado?

El aprendizaje combinado, también llamado aprendizaje híbrido o blended learning (b-learning), es una combinación de componentes de tecnología de la informática, computación e internet, con componentes tradicionales de enseñanza presencial y de formatos instruccionales de aprendizaje a distancia o e-learning (Mortera, 2007).


¿Cómo ha evolucionado la tecnología y cuáles han sido sus efectos en las organizaciones?


Existen diferentes definiciones que pretenden aclarar este modelo de enseñanza-aprendizaje, lo que muestra lo complejo y atractivo que puede ser esta modalidad. El Dr. Mortera (2007) considera que la definición de Fox (2002) es la que se acerca más a la realidad del b-learning y que lo define como “la habilidad de combinar elementos de capacitación e instrucción en el salón de clase, de aprendizaje a distancia en vivo y autónomo, y de servicios de aprendizaje avanzado que dan soporte de manera tal que proveen de un aprendizaje a la medida” (p. 26).


¿Por qué es importante considerar los estilos de aprendizaje en los ambientes de aprendizaje que utilizan tecnología?

El conocimiento de los diferentes estilos de aprendizaje presentes en los estudiantes que utilizan la tecnología, permite incrementar sus posibilidades de éxito. Debido a que a partir de caracterizar a nuestros alumnos podremos elaborar contenidos y actividades que consideren los tiempos y demandas de los usuarios.

Existen diversas técnicas instruccionales útiles para cada estilo de aprendizaje de los alumnos en línea, definidos por sus preferencias para aprender, diferencias en la forma de procesar y almacenar la información, la forma en que adquieren sus hábitos, valores y como desarrollan sus habilidades, como interpretan todos los estímulos provenientes del ambiente natural y social y que se pueden clasificar en preferencias sensoriales, ambientales, gráfico-visuales, temporales y sociológicas (Lozano, 2007).

Para conocer los diferentes estilos de aprendizaje existen diversos instrumentos que nos pueden proporcionar dicha información, como lo son las entrevistas (estructuradas y no estructuradas), los test, los inventarios y el análisis de las tareas.

Referencias.

Lozano R., Burgos A. (2007). (Comp.). Tecnología educativa: un modelo de educación
a distancia centrado en la persona. México, D. F.: Limusa.

1 comentario: